miércoles, 21 de julio de 2010

Estar

Ayer salimos un rato con los amigos a comer algo y después a un bar, tranquilo, hasta las 2 de la mañana y nos volvimos, ya no estamos para rockearla hasta las 6 y seguir de largo. 
El tema que uno de los pibes está muy mal, su novia lo dejó y transita  esa etapa de mierda que significa el empezar a asimilar la separación. Encima si entrás a un bar y tooooooodas las canciones te hacen acordar a ella la situación se torna aún peor. En un momento se quebró, no dió más. Alzó la cabeza como pudo y lloro. Lloró de amor, de dolor, que es el más cruel y sincero de los llantos. Se le llenaron los ojos de lágrimas y solo su verguenza le impidió exteriorizar más el llanto. Lloró porque la ama con locura, porgue siente, como todos cuando nos enamoramos, que perdió una parte de su vida. Lloró porque la extraña y porque el día del amigo hubiera sido festivo realmente para él si no se encontrara con la cabeza en cualquier lado. Cuando uno está mal consigo mismo, no puede estar bien con el mundo. Puede ponerle onda y ganas, él lo hizo, pero en un momento no pudo más y se quebró. Yo lo abracé y no le dije nada (¿que le iba a decir?, ya habíamos hablado todo en su momento) y solo dejé que llore sobre el hombro. Cuando se repuso, me dijo "Gracias hermano", le dije que ya estaba y que vayamos a buscar a los demás que sino la Stella de litro se iba a ir raudamente  en manos de esos condenados. (?).
Cuando lo vi mejor, ya estando todos juntos y riendo me acordé de las veces que yo estuve así, de las situaciones en las que me desgarró el dolor, de sentir que no iba a poder seguir, la angustia que genera. Y de como la vida es tan pero tan puta que siempre por más que aprendas a manejarte en este tema, te hace sentir el dolor más profundo, de lo fácil que es querer y lo difícil que es superar los dolores del alma. Este amigo está en eso. Y yo me acordé de mis situaciones y me sentí tan igual a él que me di cuenta de porque lo entiendo tanto.

10 comentarios:

Isadora dijo...

Es heavy. El dolor que uno siente cuando pierde ese amor es sumamente físico. Te duelen lugares que no tenías ni puta idea que existían y no entendés como tu fucking cerebro procesa tan rápido para estrujarte el corazón en medio segundo.

A mi me duele ver gente así, lo sufro. Me apena. Pero, mal nos pese, el tiempo cura lo peor.
Siempre odié que me lo digan y de hecho, sigo odiandolo, pero el mejor remedio es el tiempo.

Beso grande!

SOL dijo...

Eso envido de la amistad entre varones. Son capaces de entender que el otro está como el orto y que lo único que necesita es un abrazo, en lugar de un rosario de frases hechas que sólo demuestran resentimiento contra algún fulano que nos rompió el corazón.

Susanita. dijo...

pobre =(

bien vos cumpliendo el rol de amigo.

Tefilina dijo...

abrazo y un chiste. Say no more.

Nada mas importa dijo...

Todos hemos pasado por eso.

Besos

malorita dijo...

uno de los dolores mas profundos... es lo que hablabamos el otro dia, ojala uno pudiera tener un interruptor, y apagarse cuando lo dejan, para que no duela..

Euge dijo...

Me encantó el coemntario de SOL, nunca me había dado cuenta que era así.
Y bueno por suerte, de corazones rotos, entendemos todos... o casi todos. Hiciste bien con tu amigo, en esos momentos(me pasa seguido) no queda otra...

Negra de Mierda dijo...

+20mil veces lo de Isadora.

Pregunta de mala ¿Tienen sentimientos ustedes? Listo, ya se me pasó.

Es realmente complicado asimilar una pérdida, yo lloraba y me hacía la mala, me cortaba el pelo, me aputosaba, después se me dió por asimilarlo en otras cosas, o engordas o adelgazas mucho, o directamente dejás de sentirte mujer o humana.

Un tornillo se saca con otro.

VaL! dijo...

Es que, enamorarse es como caminar, o cualquier otra cosa que uno aprende a hacer.

Te caés 20 veces, te raspás todas las rodillas antes de dar un paso decente.

Te enamorás otras tantas, y en cada ruptura vas perfilando lo que querés, aprendés de los errores, filtrás más la vez siguiente.

Es prueba y error. Sólo que, a diferencia de la rodilla, al corazón no se lo arregla con una curita.

Kelium dijo...

No creo que leas este comentario porque el post es viejito. Pero loco, casi me aflojo todo cuando lo leí.
Yo estoy pasando el duelo por una separación y me paso mas o menos lo de tu amigo, menos mal que tuve a los mios cerquita tambien porque si no, habria sido mucho mas dificil. Genial como lo relataste. Abrazo che