jueves, 21 de octubre de 2010

EX`s (2º parte)

Y bueno no me cerraba pero ya estaba, la mina estaba ahi en el teléfono y quería verme. Ok, accedí pero le dije que vayamos al bar, ella con sus amigas y yo con Martín, que no quería nada de salir a comer ni a tomar algo solos porque realmente no tenía ganas, quería que si la cosa se ponía en reproche o pedido de disculpas de nuevo me pudiera dar la opción de tomarme el palo, lo creía justo.
Cuando le dije a Martín que me tenía que acompañar el tipo suspendió su estadía en un cumpleaños y me dijo que me acompañaba. Gestos como esos hacen a un amigo posta. Sin embargo no se privó de la conversación cuando estábamos yendo en el auto de él:
-Y cuando la mina te venga a hablar que pensás hacer? 
-Sinceramente no se que va a decirme, no te esquivo la pregunta pero no se que quiere. Imagino que va a querer que esté todo bien, no mas quilombos conmigo porque sabe que soy amigo de Vero. A lo mejor hasta ligamos alguna amiga porque no va a ir sola.
-Esa es una buena opción, ojalá pase eso porque hace un fin de de semana que perdí a mi compañero de ruta que se quedó toda la noche hablando con una mina que lo pelotudeó hace 3 años, ja!
Llegamos media hora mas tarde porque nos costó un rato encontrar un lugar para estacionar. Cuando entramos nos sentamos en una mesa, pedimos una cerveza. La mina no aparecía pero la verdad no nos importó seguimos hablando de giladas y viendo pasar gente. En un momento Martín se levanta y dice que va al baño, cuando giré a los 2 minutos tenía a Paola sentada ahí mirándome. Me reí y le pregunté si estaba armado y me dijo que no, que nada que ver, que me vio solo y se sentó. 
Cuando empezó a habalar de cualquier cosa sentí ganas de que se vaya y me deje la noche en paz. No sabía que quería, para que me había llamado pero evidentemente la mina estaba manejando la situación, asi que me entregué a su juego y la seguimos hasta que nombró a Vero sola, como si tuviera necesidad de explicarme las cosas. Me dijo que le tocó el timbre un día a  Vero asi, de la nada, que estaba segura de que no le iba a cerrar la puerta en la cara y que después de hablar dos horas mi amiga le dijo que no quería que me vuelva a hacer algo así, que ella me quería mucho y yo era un buen pibe y porque sabía feacientemente que yo no era un tipo de mucho escrúpulos, que si no la mandé al carajo ese día fue solamente porque estaba ella.
Vero saltó por mi y me sentí orgulloso por mi amiga, era de fierro y lo había demostrado infinidad de veces. pero no estaba tan seguro de que aquella vez no la mandé a la mierda por eso, me la banqué porque creía que al final de la noche la iba a ganar, como esos equipos que van todo el partido buscando el arco rival y la pelota pasa cerca y en la última jugada la embocan, pero no, esta vez no salió. Perdí contra mi propio ego, ese que siempre minimizo.
Mientras la noche se iba y Martín ya estaba hablando con las amigas hace rato, volví a sentir esa sensación de comodidad que había experimentado la salida anterior: mucha risa y buena onda, la mina tenía en don de manejar las cosas y eso me encantaba, me sentía bien. 
Hasta que se hizo un click. Un tema de Oasis (un banda que me encanta). Paola se inclina y me dice que sabe que este tema me gusta, cómo no lo se, porque nunca habíamos hablado de música, pero la mina lo sabía. "Vero de nuevo" pensé pero no, me juró que no antes de que se lo diga, me confesó que la otra vez antes de sentarse en la barra conmigo estuvo 3 segundos mirándome mientras tarareaba "Morning Glory" y que le encantó la imagen, casi tierna de verme tomando una cerveza, dejarla, prenderme un cigarrillo y seguir cantando ese temazo. Se acercó y me dijo que le encantaba. Le corrí la cara y le dije que no joda, otra vez no y le sonreí mientras iba a buscar otra cerveza. La vi desde la barra riéndose socarronamente. Me había pasado al pelota, ahora me iba a divertir yo
Una amiga vino hasta la mesa, dijo no se que cosa y ella le contestó que despues hablaban, yo la invité a quedarse, la mina no se quedó agradeció y se fué pero a Paola no le gustó mi gesto. La miré y le dije que no estaba en condiciones de acotar, que estábamos acá porque ella quería. No dijo nada, solo esbozó una sonrisa. Vino un chica X a pedirme un pucho, me levanté, se lo di, saludó y se fué y justo cuando me estaba por sentar Paola se paró, me agarró con una leve violencia del cuello y me partió la boca. Así, de una. 
Me mató la actitud.Bien, muy bien.
En la semana fuimos a comer algo y me dijo que quería dormir conmigo, eso fue un martes. Siceramente no tenía muchas ganas, estaba cansado del trabajo pero no le iba a decir que no. La pasamos bárbaro, se quedo a dormir y al otro día se fue conmigo hasta la estación, cada cual a su trabajo. 
Mesajes de texto buena onda: ni 2 ni 10 mil por hora. Como estás, que hacés el fin de semana, así estuvimos un tiempo. Me contó que siempre le había gustado pero andaba en cualquiera y demas cosas pero que ahora estaba bien, que no pretendía molestarme pero le encantaba estar conmigo.
Para ser sinceros a mi también. Era una mujer con mucha buena onda y cero problemas hasta que la cosa se puso rara el día que me dijo, de una y sin anestesia, que quería algo serio, que quería un futuro conmigo.
 Llevávamos 2 semanas viéndonos, yo venía de separarme hacía dos meses. Le dije que no apurara las cosas que si seguíamos así se iba a dar por decantación. No fué una esquivada, lo sentía realmente. Cualquier mina resentida puede poner el grito en el cielo por una declaración de esta naturaleza pero yo no soy de esquivar estos planteos, solo dije lo que sentía, no quería desaparecer ni nada por el estilo.
Me aclaró que estaba todo bien, que no había dramas, que tenía razón. El fin de semana me fui a Rosario a ver a Lanús. Hasta la llamé porque no quería que se sintiera mal o desplazada. Todo bien.
Pero ya nada fue igual, ella quería una vida mas allá y la quería conmigo, me lo confesó a la vuelta, llorando.
Entendí pero no acepté, tengo la premisa de no apurar nada de lo que no esté seguro y menos si me corren mal. Es mi vida, la única que tengo, suena feo pero lo siento así.
La vi de nuevo 2 años después en un cumple de Vero. Se había ido a Italia a trabajar, estaba sola y yo de novio. Cuando la saludé me abrazó con una sinceridad que todavía recuerdo, me dijo que me extrañó mucho, que se alegraba de verme bien y que estaba muy lindo. Se acercó como para que nadie escuchara nada y me recordó que esa camisa le encantaba porque era la misma que tenía cuando estuvimos juntos en casa. Y que el segundo botón era el que ella le había arrancado cuando jugábamos a que era Kim Bassinger en 9 semanas y media. Nos reímos los dos. 

8 comentarios:

Susanita. dijo...

que lindo, me identifico con paola por la histeria y desp por el enamoramiento y ganas de estar con alguien en serio desp de conocerlo solo dos semanas mas alla de que se conocian hace mas, solo estuvieron dos semanas, eso me identifica, igual por como le paso que fracaso con vos, ya no soy de apurar asi. en fin pobre paola :( (?) una pena que no se hayan dado de otra manera las cosas en su momento.

Cla dijo...

Qué buena historia!
Es muy típica la de Paola.

Tomoyo dijo...

Kim Bassinger era la de nueve semanas y media...solo eso...besos, saludos, lo que sea

Seba dijo...

Tiene razón Tomoyo, ya lo arregle. Gracias.

Paula y punto. dijo...

"Me reí y le pregunté si estaba armado..."

Pensé en un arma de fuego, estoy quemada.

Te quiero robar el post anterior para pintárselo en la calle a mi ex (?)

Muá.

Christian Libonatti dijo...

Vos y tus tiempos vendrían a ser la versión masculina (bah, la versión "no mujer" (?)) de una piba que conozco. ¿Nadie quiere compromisos en esta vida? ¿nadie se la va a jugar? ¿qué onda?

Muy bueno el programa, pasen un tema de David Bisbal...

Anónimo dijo...

Vos sos la clase de tipo q no se casa con nadie,todas son tus amigas no, bueno yo diria q vas estar hasta los cuarenta asi probando con una mina y otra, te agarre el viejazo, te sientas solo quieras tener hijos o no....
vera

La maga dijo...

mientras leía tu post, tuve un percance de que se me quedo sin batería mi pc, putie y seguí leyendo. muy bueno loco.