martes, 19 de octubre de 2010

Ex`s

Nunca, nunca jamás me dio pelota, nunca en la vida. Y eso que a mi me encantaba la muy turra, pero me gustaba mal. Era parecida a Leticia Brédicce en sus mejores épocas, divina, la misma cara y no exagero te juro que ni un poco.
Una amiga me la presentó una noche en el año 2002, yo estaba solo, me había separado hacía poco tiempo y la mina la cazó al toque, no se si me vendí con la cara pero me pegó una pelotudeada de aquellas, toda la noche, y cuando te digo toda es toda: me hablaba cerca, me ponía la boca al lado, cuando yo me arrimaba me corría la trompa y así hasta que se aburrió y se levantó a un flaco que se comió contra una columna. Así de hija de puta era.
Tan evidente fué lo que me histeriqueó que hasta mi amiga se enojó con ella, le dijo que eso no estaba bien, que si no me iba a dar bola que no se pase de pelotuda y no hiciera esas cosas, que era una mina grande y que se yo.
Se armó un lindo quilombo interno (eran un grupete de amigas). Verónica (mi amiga) se enojó con Paola (la chica en cuestión) y no la quiso ver más. Yo intervení tratando de decirle a Verónica que no tenía nada que ver lo que pasó conmigo, que ni daba pelearse por semejante gilada y que de última  agradecía el gesto pero me defendía solo. Vero dijo que no, que no tenía nada que ver, que estaba cansada de sus pendejadas y que no era por lo que había pasado conmigo, era un cúmulo de cosas que habían rebalsado, en fin.
Cuestión que nunca más la vi. Hasta que una noche la crucé en un bar de Lomas. Vero no estaba, estaban las otras 3 y yo con un amigo, año 2005 ya. 
Había mucha gente, ella me vio y me vino a saludar. Giré y nos pusimos a hablar de temas estúpidos: tus cosas, las mias, en que andas, bla,bla. No quería que la conversación se hiciera mas larga, no quería volver a lo de la otra vez, la mina hablaba y yo solo quería irme hasta que por fin mi amigo apareció de la nada con 2 nenas (si, eran dos nenas no tenían mas de 18), inventé una excusa y me fui cordialmente.
Tipo 4 de la mañana, aparece. Esta vez me agarra solo, a Martín lo había perdido por ahí pero sabía que estaba en el bar. Cuando yo me canso un poco de la noche me suelo alejar de la gente con la que vine para tomarme una cerveza  y no contaminar con mi mal humor al resto que está en la cresta de la ola. Y cuando estaba en eso, volvió, justo. El diálogo fué corto y sincero:
-Seba yo se que estuve mal con vos.
-Si, estuviste para el carajo pero ya está. Pasaron 3 años ni da, listo. igual todo bien.
Le decía la verdad, realmente no me importaba el hecho. Ya está, ya había pasado.
-No, pero no es así Seba. Yo quiero que vos me entiendas, acá pasó mucha agua debajo del puente: Vero y yo estuvimos peleadas mal, vos sabés como es ella, buena mina peor un poco cerrada, no es fácil. Y yo fui una jodida, en esa época estaba enojada con el género masculino, una gilada pero estaba media perdida y en el medio me mandé muchas cagadas. Te pido perdón si sirve de algo 3 años después.
Le dije que ya estaba, que todo bien. La invité a tomar algo y ahi nos quedamos hablando, de las situaciones, de como Vero se enojó con ella, de las cosas que la habían pasado y al final terminamos riéndonos mucho de nosotros mismos y nuestra soledad.
No me acuerdo como pero me dejó el número de celular y si bien había pasado un lindo momento no le mandé un solo mensaje. El viernes a la noche de la otra semana me suena el teléfono de casa.
-Tan rencoroso ibas a ser, forro, ja. ¿Como estás?
Lo primero que se me ocurrió fue preguntar de donde había sacado el teléfono de casa. "Vero", me dijo y de ahí en mas me contó la reconciliación con mi amiga que paradógicamente no me había contado nada. Las cosas no me cerraban.


(continua en la siguiente entrega)

9 comentarios:

Gonza Averna dijo...

Al final son todas unas zorras.

(?)

Y aqui entre nos, ¿Quién no guarda en su recuerdo una flaca que le haya pegado un amague de aquellos? Es siempre mejor un final corto y misericordioso antes que una relación (que no es amistad, no es nada, es sólo las ganas que tenes de estar con ella), larga y malintencionada.

Un abrazo capo.-

Susanita. dijo...

esa noche de 2002 te calento por algo en especial x) te seguia buscando la turra, que lindas que somos las mujeres (H)

sofi dijo...

Uhhh ahora me dejaste con la intriga, vos a tener que volver en la prox entrada! Un beso

simple y complicado... dijo...

Una guacha! Pero la cosa entre ellas dos no cierra ni ahí!
Vuelvo después para saber cómo siguió!

Lola dijo...

minitas! somos asi d pelotudas! jajaja, no nos dejes con la intriga!

Mariana Art dijo...

Dele, cuente como sigue, estamos acá esperando con la ñata contra el monitor.

Frestón dijo...

Dos palabras: ye-gua
(hay alguien acá arriba que se está enervando, ¿será el dueño de la señorita en cuestión?)

Mica... ♥ dijo...

Noooooo, es verdad la historia? Buen en todo caso, si te cago una vez lo puede hacer de vuelta, si soy re rencorosa

Un beso, te sigo

Puppita! ♥ dijo...

Jaaa, vos sos un rencoroso, y ella.. ella es una genia!
Jajajaj, buen blog!
Y apurate qe quiero saber como sigueee :)