domingo, 14 de noviembre de 2010

No la podés creer

Me levanté el domingo a las 9 de la mañana porque el sábado no salí. Es otro mundo, increíble (?).

6 comentarios:

Frestón dijo...

Hola, son las tres menos veinte de la tarde. Por lo visto tus lectores estamos todos fisurados :S

Frestón dijo...

pd: gente como vos es la que nos deja a la tarde sin medialunas saladas, ¿no? ¬¬

Lola dijo...

Es increible lo que nos perdemos... y todo se solucionaria con salir a las once (como el resto del universo) y no a las tres de la mañana!!!!!!!!!

sofía dijo...

Las mañanas dominicales son un mundo diferente, totalmente ajeno a la juventud de hoy en día.

SOL dijo...

Viste? es mágico, pareciera que se hace más largo el fin de semana

Puppita! ♥ dijo...

Las mañanas asi, tienen un QUE SE YO que las hace especiales, y por lo menos a mi, me dan gans de limpiar & estudiar. SON REALMENTE MAGICAS. :O