jueves, 24 de febrero de 2011

Sorpresas te da la vida ay dió...

Amigo: y me dijo así de una que si, después de tantos años que no nos veíamos, la corrí un poco para ver que onda nada mas y dijo que si.

Seba: Está muy bien, que esperabas?

Amigo: No se, un poco mas de obstáculos, no digo que esté mal,  pero me sorprendió.

Seba: Alegrate, gil. Que te sorprendan para bien es genial. La mina te dejó mudo. Y eso está bueno.

5 comentarios:

noe dijo...

Últimamente estaba pensando eso.. que muchos hombres se quejan de que las minas damos vueltas pero cuando no las damos no saben qué hacer. Será que los tenemos mal acostumbrados?

Yo pasé por una situación similar esta semana... Está muy mal que no histeriqueemos? jaja

Ivianella dijo...

jajaja que te sorprendan para bien siempre esta bueno ;)

sofía dijo...

Al final uno termina no sabiendo qué carajos hacer. Decídanse machos.

Una dosis de forrocis no viene mal. dijo...

Es lo mejor cuando te dejan sin palabras. Siempre y cuando sea una linda situación, ¿no?

Juje dijo...

Se ve que ella estaba esperando la invitación. Hay que ser concreto con lo que una quiere, creo yo.