jueves, 9 de febrero de 2012

Instinto

Entre tantas otras cosas que se me vinieron a la cabeza ultimamente hay una que significa cerrar o no el blog. Luego de casi 6 años siento que perdí la capacidad de contra cosas, desde un cuento pasando por una situación personal hasta la gilada mas importante. Después de un rato caigo en que solo es un bajón del momento, esos que me atraviesan de vez en cuando, sin previo aviso, y me hacen pensar en que ya estoy demasiado cansado de muchas cosas, demasiado decepcionado, demasiado aburrido.
Empezar de nuevo ha sido una constante en mi vida, no solo sentimental, sino laboral y social. Pero de algunas cosas creo fervientemente estar cansado. Voy a cumplir 30 años y sin embargo no me siento en crisis por la edad, muy por el contrario me parace una edad hermosa. El hastío viene por el lado de que nada me llama la atención, siento la necesidad de un cambio grande. Siento ganas de pegar ungiro importante. Siento estar atado, cuando en realidad tengo muchas de las cosas que había soñado a los 20.
Una vez mas las distintas vueltas de la vida me han demostrado lo que ya sabía: que tranquilamente pueden volver a pasar las mismas cosas y no siempre uno puede evitarlo.Que la premisa mas importante sigue siendo ser lo mas feliz posible, pues sino para que carajo vivimos. Volver a estar solo me puso frente a un espejo: qué gano y qué pierdo. Qué quiero?. Qué necesito?. Perdí y extraño, basicamente el cariño, el abrazo, el "te amo" sincero. Gané la tranquilidad de saber que hice las cosas bien y el hecho de no tener nada que reprocharme, lo cual me lleva a estar bien conmigo mismo, algo fundamental.
Ahora, digo, cuando la bruma me llega, pienso que me tengo que reinventar en muchas cosas. Pero después también me doy cuenta que sigo siendo yo. Que no he modificado mis valores y principios. Entonces caigo en la cuenta de que puedo estar contento con eso. Me sorprende la capacidad de seguir hacia adelante que llevo encima casi sin darme cuenta. No se si  producto de un convencimiento genuino o mas una condición casi inconsciente pero la realidad es que pasa, casi como por arte de magia algo se activa y fluye solo. Puede ser el instinto de supervivencia. Parece mentira pero sucede.

9 comentarios:

Isadora dijo...

Por eso el humano es tan fabuloso. Tan mecánico que a veces nos olvidamos, pero cuando realmente se está al límite, se activa esa cápsula de supervivencia que mueve montañas.

Reinvetarse está bueno y que pase lo mismo siempre, también, lo importante es cómo se para uno a esos viejos conocidos.

Con mis 21, creo que estoy en buen lugar de decirte: cuidate, viejo choto.

Besote

Noelia dijo...

Esos bajones que nos agarran desprevenidos son inevitables, necesarios incluso, son duros pero pasajeros después viene esa nueva percepción de las cosas que nos aclara (o no) el panorama. Las cosas cambian, nos cambian pero está bueno que lo primordial, nuestros principios, añoranzas y sueños queden intactos o con ansias de más; es el combustible para la vida.
Que se yo, a lo mejor no es así, me gustaría pensar que sí.
Un beso...

La que rie mientras duerme dijo...

a veces parece mentira
el instinto que uno tiene siempre cuando algo hace mal es esconderse,, acostarse hecho una bolita y pensar que así vamos a terminar,,,,
escondidos bajo la sabana sin contacto con el exterior

todo cambio importante es un sacudon que da bastante miedo

Daniela dijo...

A medida que van pasando los años, la vida nos da de todo, cosas buenas, cosas malas, proyectos, ideales, personas...
Creo sinceramente que uno aprende mas por haber caído, que a medida que uno se "bajonea" descubre las cosas que quiere y que no quiere para su vida, y decide "dar un giro", reinventarse.
Coincido en que la esencia no cambia, hay ciertas caracteristicas de la personalidad que jamas cambian, pero uno puede amoldarlas, serenarlas o pontenciarlas cuando es consciente de que quiere hacer con ellas, que persona quiere ser en determinado momento de su vida.
Particularmente he sufrido bastantes golpes en lo que va de mi vida que me dejaron bastante auntocuestionada (?), pero apartir de ellos pude decidir como quiero ser, con quienes quiero estar y para que, que quiero para mi vida en este momento.

Si, la vida nos pone a prueba todo el tiempo, pero que seria de la vida sin un poco de emocion?

Como dijo un gran pensador argentino, "LA VIDA SIN PROBLEMAS ES MATAR EL TIEMPO A LO BOBO"

Asi que a vivir se ha dicho, a reinventarse, a triunfar y fracasar, aprender y crecer, y sobre todo a DISFRUTAR...
por que es una sola

PD: Yo no cerraria el blog, esa un medio de expresion y reflexion. Aunque las fotos de las mujeres q te gustan no son mi estilo ja

a ver si te das cuenta quien soy

Cinty dijo...

Bueno, yo también me siento re estancada, como neutra... ¿Un cambio radical? Igual, pensalo bien...

Cerrar el blog es como medio al pedo me parece, igual te iba leyendo y me acordé que tu ex lo lee y pensé que vos eso lo sabes, y al saber eso, capaz que te limitas, y blah blah blah!


Cuidate querido, show must go on!

Leria Vogt dijo...

Me quedé en "Cerrar el blog." No, no y no!

Después leí el último comentario, y sí, lo lee tu ex... Pero has tenido otras exs capaces de leer tu blog, y no por eso lo cerraste.

Mutá tranquilo, y después volvé a escribir. Dale, copate (Jajaj)

La Criatura dijo...

a algunas minas parece que les alcanza con cambiar el color de pelo

Caro dijo...

A veces uno funciona en automático pero otras veces se despierta, depende de la situación, del contexto, de lo que haya pasado.
Me llegó profundamente este fragmento: "Perdí y extraño, basicamente el cariño, el abrazo, el "te amo" sincero. Gané la tranquilidad de saber que hice las cosas bien y el hecho de no tener nada que reprocharme, lo cual me lleva a estar bien conmigo mismo, algo fundamental."
Es lo importante, pero tal vez un cambio radical puede ayudar, quién sabe.
Saludos

quichicientos dijo...

suena a ironía decirlo en esta entrada en que hablás de cerrar el blog. Pero qué buen post
saludos