sábado, 6 de junio de 2009

La felicidad de los ingenuos


El perro huele el aire y sabe muy bien lo que va a pasar. La lluvia copiosa amainó y la humedad la siente en el crujir de los huesos viejos pero no por eso menos sabios.
Mientras todos descansan el perro levanta el pescuezo y observa mas allá del horizonte. La ciudad está resquebrajada por la guerra. Las balas marcadas en los muros de piedra, agujereadas ventanas y puertas, flores azules y rosas marchitas de pólvora, cenizas en el piso y el aire de desolación que solo él entre tantos humanos ingenuos puede reconocer.
Sobre una piedra de la iglesia en ruinas el perro planea los pasos a seguir, mientras los tontos festejan la paz, acaso mas una expresión de deseo, un sueño desesperado.
El ojo clavado en el centro del camino de piedra, mirada expectante y áspera, orejas alertas cual radares de inteligencia, el diente guardado, sagaz, listo.
El perro espera.
Un instante de luz, una ráfaga de plomo a lo lejos y él ya lo advirtió. Entonces vuelve al camino, esquiva bultos inoperantes y corre al refugio a la espera del desastre.
Y el desastre llega.
Y llega el enemigo.
Y hay corridas, llanto, ruidos de máquinas asesinas, sangre fresca en las paredes descoloridas, alegría que torna en angustia y un resplandor plateado termina con todo aquello, destruyendo hasta el alma más miserable que encuentra en el camino.

Y todo acaba.

Luego de unas horas el silencio envuelve la ciudad que es solo recuerdo.
El perro arremolinado en si mismo asoma el hocico y empina las orejas.
Solo el viento escucha cerca.
Se levanta y sacude el polvo que los infelices incrédulos festejaban hasta recién y encara la salida del refugio con normalidad.
Recién ahí, estira las patas y camina en busca de alimento.

10 comentarios:

Ava Gardner dijo...

La imagen que me generó esto me recordó a un ejercicio del "Teatro de la Crueldad" en el que teníamos que imaginar la NADA.
Escalofriante.

Ahora bien, papafrita, el fin de semana te mando la crítica (la idea es que cuando la leas, tengas ganas de verla, sinó no sirve).
Otra, tenés que venir a ver la obra nueva, huevón, vamos a estar todos los sábados. Sé que no vendrás mañana, pero bueno, tenés que venir algún día.

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Volveré y seré millones (pero este post, como que no lo entendí).

Anturayén dijo...

El agudo sentir que tienen, incluso mejor que el de nosotros.


Un saludo y que andes bien!

LauraGalletita dijo...

Che, buen blog, es la primera vez que entro porque te rastreé desde otro blog en que comentás, y siempre estoy de acuerdo con vos.
Un abrazo!

Lito dijo...

Es importante combatir a la derecha rabiosa que avanza sobre el poder.
Necesitamos tu apoyo y militancia, la poblacion esta totalmente idiotizada debemos recurrir a la reorganizacion partidaria para eliminar posibles futuros problemas que atenten contra nuestra democracia.
Kirchner no esta solo, debemos apoyarlo todos y recuperar el control de los medios que ha terminando idiotizando a la gente al punto que elijen representantes por el programa showmatch.
¡Unite al compromiso!
¡Que viva el general!

Anónimo dijo...

Es triste saber que vivimos en un pais de millones de ingenuos que votan mirando a tinelli.
la democracia no sirve, es funcional a los grupos de poder.
hay que resistir a la invason.
hay que sumarse al proyecto de cristina ya!

Agustina dijo...

Nada...te queria recordar que tenes un blog.
y una lectora asidua como yo.

Te quiero Moreira.

Lastima lo de este fin de..

Besotess!

malory dijo...

actualiza amooor!! dice sol que quiere uno un poquito menos tristeee! ja. me deprimis a mi amigaaa..
te amo


malory

Anónimo dijo...

Es lindiiiiino!

Anónimo dijo...

Los babis están hasta en tus cuentos!!!! Muy lindo!!!
Te quiero, mami.