lunes, 5 de julio de 2010

Grandes frases de pequeños autores VI

El poeta, recién levantado, abrió su puerta para recibir a sus súbditos(?), se sentó, prendió un cigarrilo, miró por la ventana y finalmente dijo:


"Las mujeres en una reunión tienen una oreja para lo que le estás contando y otra en el resto del lugar para escuchar lo que hablan otros/as.Y a veces ni siquiera te están escuchando"



9 comentarios:

Nada mas importa dijo...

Ja!
Totalmente!

SOL dijo...

Tiene razón :p

Anónimo dijo...

sabes que cada vez me dan mas ganas de conocer al dueño de las frases a ver que onda....

igual tengo q admitir, que tiene razon en esta tmb..
ajaja

te quiero feeo♥

Sol

malorita dijo...

jajajaja. ayy como nos estan sacando la fichaaaaaaa!!!!

te amo.

Susanita. dijo...

ES VERDAD JAJAJA

Lola dijo...

es muy cierto! jajajja

KoLoReS iRReaLeS dijo...

definitivamente ciertoooooo

Staff de Bla Bla Bla dijo...

Atentas como Buitres...

José 'Azucarero' García dijo...

Ya me lo imaginaba...

Saludos

J.